Salvador Oñate potencia al Banco del Bajío

Desde muy joven Salvador Oñate se aferró a su espíritu emprendedor, y así fue como poco a poco se convirtió en un empresario conocido, respetado y admirado tanto a nivel nacional como internacional.

Salvador Oñate es sinónimo de excelencia, compromiso, trabajo duro, disciplina y constancia, e indudablemente todos estos atributos le han permitido impulsar proyectos de manera exitosa en el sector bancario, automotriz y hotelero, por tan solo mencionar a unos cuantos.

Salvador Oñate lleva más de tres décadas promoviendo el emprendimiento en el contexto mexicano, y de hecho sus empresas han logrado surtir un impacto positivo en el espectro económico, comercial y social en su país natal.

Salvador Oñate trabaja sin descanso

Una de las empresas más icónicas y destacadas es el Banco del Bajío. Dicha entidad bancaria fue fundada por Salvador Oñate en el año 1994, y hoy por hoy, goza de un éxito y un crecimiento impresionante.

Efectivamente, el Banco del Bajío de Salvador Oñate es considerado como el séptimo banco de la República Mexicana gracias a su amplio desarrollo empresarial. Además, posee el mayor capital mexicano en la actualidad, lo cual le otorga un atractivo mucho más sensato.

Adicionalmente, el Banco del Bajío de Salvador Oñate ha registrado una gran expansión en los últimos años, y en consecuencia, ha sido muy laureado. De hecho, en el 2015 recibió el Premio Nacional Agroalimentario por respaldar profundamente al sector primario de la economía del país.

Dicha premiación estuvo encabezada por el ex presidente mexicano Enrique Peña Nieto, y se convirtió en un gran espaldarazo a la excelente labor que desempeña Salvador Oñate tanto en el Banco del Bajío, como en el resto de sus compañías.

Salvador Oñate fomenta el empleo

El Banco del Bajío continúa creciendo y desarrollándose a sus anchas, tanto así que ya posee 306 sucursales en todo el territorio nacional.

Además, hay que resaltar que la entidad bancaria cuenta con una plantilla de 4.500 colaboradores, lo cual se traduce en que sus proyectos son unas buenas fuentes de empleo.

Deja un comentario