Qué ayudas ofrecen las Administraciones Públicas a la hora de alquilar una vivienda

El alquiler está ganando terreno. Sin duda, la crisis ha contribuido mucho a ello. Ahora son muchas las familias que no pueden pedir una hipoteca para ser propietarios (¿?) de un piso y apuestan por alquilar. Pero también son muchos los que han visto las orejas al lobo y ya no piensan que alquilar piso sea “tirar el dinero”.

Alquilar piso es barato y además hay ayudas; en el Magazine de Actibva han repasado las existentes. El grueso de las mismas, o de la gestión de las mismas, se desarrolla por las Comunidades Autónomas, incluidas las ayudas de carácter estatal; pero incluso los Ayuntamientos, especialmente los grandes, pueden tener algún tipo de programa específico.

Las ayudas fiscales
Hasta este ejercicio existía la posibilidad al hacer la Declaración de la Renta de añadir una deducción por alquiler de vivienda en el apartado estatal de un 10,05% sobre los primeros 9.015 euros pagados en concepto de renta de vivienda habitual, más otro 10,05% sobre una cantidad que variaba en función de nuestra base imponible.

Esta deducción desaparece pero no así las deducciones autonómicas por alquiler de vivienda, en las que cada comunidad decidirá su continuidad o no.

Subvenciones directas
Un clásico de las subvenciones directas era la renta básica de emancipación para jóvenes, medida impulsada desde el Gobierno central y ya derogada en 2011. Sin embargo, para los que la solicitaron antes del 31 de diciembre de 2011 sigue vigente, aunque el importe se ha reducido de 210 a 147 euros.

Funciona también el programa de Ayudas al Alquiler de Vivienda, abierto a todas a las edades, y desarrollado por cada una de las comunidades:

  • Subvencionan hasta un 40% de la renta, con un máximo de 2.400 euros anuales.
  • La renta no puede ser superior a los 600 euros mensuales (las comunidades podrán fijar mensualidades inferiores).
  • Esta sujeta a no tener unos ingresos superiores a una serie de módulos en función del numero de miembros de la unidad familiar y del IPREM.

Existen también subvenciones puntuales para ayudar a pagar el alquiler en casos de exclusión social, de desahuciados, de inmigrantes, etc.

La Administración como intermediaria
También se da la intervención de la Administración como intermediario en el proceso de alquiler entre particulares. Desapareció la Sociedad Pública de Alquiler, pero aún existen iniciativas muy similares impulsadas por algunos gobiernos regionales. Puede ser por medio del abono directo de una renta inferior a la de mercado por parte del órgano administrativo o contratando una póliza de seguro para cubrir esas rentas y posibles desperfectos.

Vivienda protegida en alquiler
Finalmente, para ayudar al alquiler existe la intervención pública a la hora de construir un parque de viviendas protegidas de alquiler. El agente principal suelen ser los gobiernos regionales. Vía normativa urbanística y con convenios con ayuntamientos y agentes públicos y privados se fomenta la promoción, pública o privada de viviendas en alquiler.

Hay también un parque de viviendas municipales en muchos de los grandes ayuntamientos de España. Además, hay comunidades y ayuntamientos que están gestionando viviendas de las entidades bancarias, precisamente destinadas a supuestos de familias desahuciadas.

Deja un comentario